Laca o barniz de flúor

La laca o barniz de flúor en alta dosis, está indicada para los casos de caries superficiales que tienen posibilidades de ser neutralizadas (remineralizadas), evitando tener que ser empastadas. Se realizan en pequeñas superficies del diente afectadas por caries incipientes o zonas vulnerables al inicio de caries.

Este tipo de tratamiento también se les ofrece a niños con predisposición a la caries dental, ya sea, por la cantidad de dientes infectados, por sus condiciones bucales, niños de familias con tendencia a policaries o por la falta de higiene adecuada como en el caso de discapacidades motrices que dificulten una correcta higiene.

La ventaja del barniz de flúor sobre otros compuestos fluorados es su capacidad para permanecer por tiempo prolongado sobre la superficie del esmalte.